ENTREVISTA CON EL ESCRITOR LUIS ANGUITA JUEGA SOBRE SU NOVELA «TE QUISE AYER»


El escritor Luis Anguita Juega tiene en las librerías una nueva novela. Su título, «Te quise ayer» (Ediciones Carena). Magnífica en forma y fondo, confirma la progresión literaria del autor y explica el por qué de su éxito. Es un texto muy personal -quizá el más personal de cuantos ha publicado- y una entrañable apología del universo de los libros y la vida. Sus fieles lectores disfrutarán muchísimo leyéndolo. A mi, me ha encantado.

-En este libro queda claro, Luis, que cualquier parecido con la realidad no es pura coincidencia. Hay en él mucho de ti, de tus sentimientos, de tu manera de ser…

-Querido Javier y entrevistador, qué pregunta más buena para comenzar. Hay todo de mí, de mi esencia, de cómo siento la vida que me gusta. Te diría que todo es ficción y a la vez cuánto hay de realidad en situaciones imaginadas, sentidas, en los miedos del protagonista, que tanto le cuesta crecer con su carácter introvertido. En este le dejaré al lector que decida si es realidad o ficción la historia que se cuenta.

-Página a página se demuestra también que necesitabas proclamar de manera explícita tu amor por los libros y el infinito agradecimiento que sientes por lo que te están aportando.

-Los libros nos aportan mucho más de lo que somos conscientes. Es mi amor por los libros, por esos pequeños negocios que luchan por subsistir, que en este caso lo recojo en un lugar tan mágico y tan lleno de misterio como puede ser una librería, porque ahí hay una historia que nos está esperando, que solo debemos descubrirla y ese libro formará desde entonces parte de nosotros. Eso es lo que intenté reflejar.

-Me parece muy interesante el homenaje que rindes en el libro a la figura del editor. Los autores sabemos que resulta clave en su éxito.

-En un mundo tan mercantilista, donde sólo se busca el beneficio económico sin importar las personas, cuando conoces a alguien que lo da todo, se desvive en persona y pone la editorial a tu disposición porque confía en ti, porque, aunque parezca sorprendente hoy en día, cree en los libros, en el humanismo… Este es mi pequeño homenaje a un editor y a todos aquellos que aman la literatura. Como me preguntabas al principio, esta historia puede tener mucho de verdad. Aquí podemos comenzar a encontrar un ejemplo de ello.

-¿Por qué planteaste como lo has hecho la trama sentimental de la obra?

-Es un misterio a veces hasta para mí. Primero quise contar la historia y después sentí que esa historia era un libro y que debía de haber un libro que recogiera lo que había en ese libro. Por tanto, incluso puedo pensar que es un libro dentro de otro libro, donde el lector conocerá esa primera historia y lo que había detrás, durante y sobre todo después de ese libro.

-Los personajes van cobrando vida y fuerza a medida que se escribe una novela, un guión teatral o un guión de cine. ¿Se te rebeló alguno? ¿Te costó “controlarle” para que caminara por el sendero que querías?

-Mis personajes a veces pienso que no me quieren hacer ningún caso. El tío de Miguel, no quiero desvelar nada pero créeme que tenía otro protagonismo para él. Pero me dijo que no, que su vida es la que se recoge en el libro y por mucho que quise se me rebeló y tuve que cambiarlo. El propio protagonista, Marcos, en mi cabeza estaba que tomara unas decisiones y él se negó y quiso ser como se ve durante muchas páginas. Tomó la decisión cuando todo surgió, antes no me hizo caso. Ramón el jardinero, tú que lo has leído, sabes una reacción que toma con Marcos el protagonista… En mi cabeza no estaba, pero él lo decidió. Así puedo seguir. No puedo resistirme a mis personajes, ellos me cuentan la historia y no me queda otro camino que aceptarlo. Aún más: rendirme ante ellos.

 -¿Cómo animarías para que lea a una persona que no lee libros? Que lea, por ejemplo, “Te quise ayer”, ¿por qué motivos?…

-Al que no ha leído le diría que ojee algún libro que le atraiga por el motivo que sea y que si siente que se sumerge en la historia, sé que llegará hasta el final. Tengo un lector desde el primer libro que me dice que yo he conseguido que leyera, que de hecho en estos últimos años solo ha leído mis libros, así que me anima a seguir escribiendo. Te quise ayer es un libro para quitar miedos, porque la vida no es fácil y a veces tenemos que enfrentarnos a ella y decidir si tenemos valor para tomar decisiones. Le invito a que ojee el libro, que lea cuatro o cinco páginas y si ahí siente que le interesa la historia, que no la deje escapar, que se sumerja en ella.

 -Háblanos del título, siempre tan importante en un libro ¿Cuándo surgió y por qué?

-Los títulos son fundamentales para mí. Hay títulos que surgen al principio y otros según vas escribiendo la historia y en mi caso no me preocupa porque sé que en algún momento aparecerá el título para el libro. En esta historia sentí que este libro solo podía titularse “Te quise ayer”, y un día que decidí que esa historia que llevaba semanas en mi cabeza merecía ser contada. Comencé poniendo el título y a partir de ahí, todo fluyó.

-¿En qué crees que mejora esta novela a las anteriores?

-En cada novela tratas de corregir tus fallos, de dar lo mejor de ti mismo, de crear una historia que llegue más al lector que las otras. Intentas crecer en tu literatura, en tu forma de decir las cosas, en escribir de manera sencilla y clara, de contar lo que sientes y no perderte en facetas que no interesan a la persona que lea el libro. Esa es mi intención y lo que intento conseguir.

-Con unos cuantos libros ya en el mercado, ¿qué significa para ti escribir otro? ¿Cuánto hay de reto personal en esa decisión, sabiendo lo que implica de esfuerzo e incertidumbre por si no gusta como los anteriores?

-Me he querido hacer este planteamiento. Este es mi sexto libro. Hasta ahora en todos he recibido el cariño de los lectores y si un día uno de mis libros no llega a las personas que lo lean, hay que asumir las críticas, pensar que di lo mejor de mí mismo y ver en qué puedo mejorar. En cada libro tienes la ilusión de emocionar con la historia, de atrapar al lector y en este volveré a intentarlo.

-Cítanos títulos de libros de los que hubiera gustado ser autor…

-“Juntos, nada más”, de Anna Gavalda; “La sombra del viento”, de Carlos Ruiz Zafón; “Estoy mucho mejor”, de David Foenkinos; “El jinete polaco”, de Antonio Muñoz Molina; en general, todos los de Marta Rivera de la Cruz… Y podría seguir. Esos libros me atraparon como lector y ahí reside la magia de escribir, mi admiración por esos genios de la literatura.

 -¿Qué libro estás leyendo ahora y por qué lo has elegido?

-“La hora de las mujeres sin reloj”, de Mamen Sánchez. Lo escogí porque el título ya me atrajo, porque no he leído nada de esta autora y me parece que habla sobre las personas, sus sentimientos. En la búsqueda de libros, de nuevos autores, he decidido conocer a esta escritora.

-The end. ¿Qué huella te gustaría que dejara “Te quise ayer”?

-Que todos tenemos derecho a un trocito de felicidad.

-Inmejorable epilogo para una entrevista e incluso para el de una una futura novela, Luis. Enhorabuena por «Te quise ayer» y un abrazo, querido amigo.

————————————————–

IMAGEN: Luis Anguita firmando uno de sus libros y portada de su nueva novela.