Recuerdo artístico / Balder

El gran ventrílocuo español Balder (foto)  actuó en 1916 en Cantabria. En junio debutó en el “Salón Pradera” de Santander y en julio debutó en el “Teatro Principal” de Torrelavega. En ambos casos con sobresaliente éxito. Balder nació en Madrid en 1878. Su nombre era Eugenio Balderraín Santamaría. Admiró artísticamente al afamado transformista Leopoldo Frégoli. Tras verle actuar  y ver también al ventrílocuo «Juliano» (es decir, Julio Salcedo) tuvo claro que quería dedicarse al espectáculo y, además, por la rama de dar vida mediante distintas voces a muñecos. Conviene recordar que fue uno de los primeros ventrílocuos que se afeitó el bigote, pues muchos de sus colegas ocultaban tras los mostachos el movimiento de los labios para hacer «hablar» a los personajes. De admirable técnica, logró un nivel profesional altísimo. Triunfó en España y en América, codeándose en los escenarios españoles con las principales figuras del teatro y las varietés. Sus personajes «Don Cleto», «Gaona chico», etc., son tan inolvidables como él. Eterno Balder.