Recuerdo artístico / Fregoli

Leopoldo Fregoli (foto), estrella mundial del transformismo, actuó varias veces en Cantabria. Se pudo disfrutar con su extraordinario show de cambio de trajes, caracterización de personajes y el sorprendente «Fregoligraph» (el cinematógrafo… con él mismo ejerciendo de protagonista, novedad que compró a los hermanos Lumière convirtiéndose en alter ego de Georges Méliès) en el «Teatro Principal» de Santander. Constan sus divertidísimas funciones en el desaparecido recinto de la Calle del Arcillero desde el 28 de septiembre hasta el 6 de octubre de 1901. Regresaría a la capital cántabra en Julio de 1914 para presentarse en el también añorado «Salón Pradera» (ubicado donde ahora está el Banco de España), eligiendo Torrelavega como siguiente plaza de su triunfal gira. Debutó en el «Teatro Principal» de la ciudad del Besaya, espléndido local que, como los citados y otros de la tierruca, forma parte de lo que el tiempo se llevó. Tanto en Santander como en Torrelavega las funciones se desarrollaron con el cartel «agotadas las localidades» colocado en taquilla. La capacidad del showman italiano para convertirse a velocidad supersónica mediante variaciones de ropa/complementos en decenas de tipos masculinos/femeninos y parodiarlos era única. Adelantado a su tiempo, visionario de las varietés, fue pionero en lo que hoy se denomina «quick-change», idea que desde un primer momento entusiasmó a los espectadores. Fregoli (Roma, 2 de julio de 1867 – Viareggio, 26 de noviembre 1936) se convirtió en una celebridad de los escenarios, por lo que trabajó en prestigiosos teatros de Nueva York, Chicago, París, Roma, Rio de Janeiro, Montevideo, Londres, Madrid, Buenos Aires, Berlín, San Petersburgo, etc. Está enterrado en el «Cimiteri Capitolini» de su urbe natal, quedando grabado en la lápida: «Aquí Leopoldo Fregoli completó su última transformación». Este es mi recuerdo dedicado a un artista genial, de huella indeleble.