La mirada de Ana Santamatilde

La excelente fotógrafa Ana Santamatilde (foto adjunta) proyecta su sensible mirada a través de las cámaras con las que capta esencias de la vida. Buen ejemplo es su nueva propuesta expositiva, que se puede contemplar en la Biblioteca Central de Cantabria hasta el día 15 del presente mes: “CAMINO LEBANIEGO, PEREGRINAJE UNIVERSAL”. La temática a la que se refiere este «proyecto de divulgación fotográfica» está basada en la ruta que siguen los peregrinos por los distintos pueblos del “Camino Lebaniego” desde San Vicente de la Barquera hasta el Monasterio de Santo Toribio de Liébana. Obra a obra, Ana refleja un sentimiento, el pensamiento y la filosofía de sus gentes. En particular, la espiritualidad de sus tradiciones más profundas, arraigadas a través de muchos años de presencia y puestas de manifiesto de manera ejemplar con la celebración de un peregrinaje de reconocimiento universal que se fundamenta en sus convicciones y creencias, con marcado acento religioso. “La Mirada Única”, símbolo y marca de la autora, pretende reflejar “las sensaciones de un instante” a través de su particular perspectiva, y mediante ella «hacer llegar con una imagen todo un mundo de sentimientos. Instantes únicos que para el espectador ocasional podrían pasar desapercibidos. El arte en el Camino, la belleza singular de lugares y paisajes únicos son detalles de incalculable valor que acompañan a los peregrinos en su ruta hasta el Monasterio de Santo Toribio», precisa la prestigiosa fotógrafa cántabra. Por su parte, el escritor Javier Menéndez Llamazares afirma: «El Camino que propone Santamatilde es, pues, un viaje en el tiempo y en el espacio. Una ojeada al paraíso, que se antoja furtiva porque no viene sino a reafirmar las contradicciones: donde hay prisa y angustia vital, ella nos hace contemplar peñas desnudas. A los pies de barro del mundo posmoderno, contrapone la tradición del respeto por la naturaleza. Frente al vértigo, responde con la belleza pura. Sus imágenes traspasan a quien las contempla». Gran cita cultural, pues, en Santander. Y en un recinto magnífico: la Biblioteca Central de Cantabria. Enhorabuena por el éxito de la muestra, Ana. Doy fe de que es el justo premio a una admirable trayectoria creativa.