Días de alegría


Esta tarde comenzaron las Fiestas de La Patrona, en Torrelavega. Y, como es habitual, con gran animación. Hice la foto en el Boulevar. ¡Los entrañables cabezudos!

Torrelavega, en Fiestas

Hoy comienzan las fiestas de mi ciudad, Torrelavega. Las populares y animadas Fiestas de la Virgen Grande. Seguro que, como cada año, resultarán un gran éxito. Les doy la bienvenida con esta magnífica foto (que tiene muchos años), entrañable testimonio del Torrelavega que fue. Nos sitúa en los tiempos felices de La Llama. Allí se instalaba el recinto ferial con las atracciones para mayores y pequeños. Para todos los torrelaveguenses resulta muy emotivo activar en la memoria este dulce recuerdo. ¡Felices Fiestas de La Patrona!

Armando Arconada presentó su cuento “Adrenalina” en el Circo Quimera


Rodeado de su familia, amigos, personalidades de la cultura y admiradores incondicionales, Armando Arconada dio a conocer su último cuento, el tercero de la serie Quimera. El entrañable acto (foto) tuvo lugar en el circo. Armando explicó cómo él, con la complicidad de sus nietos, Hugo y Telma, gestan y crean sus cuentos. Además de hacer un repaso por el hilo argumental de sus títulos, el autor se posicionó en su admiración por este género y el circo. Por su parte, Telma, autora de la contraportada, leyó uno de los fragmentos más divertidos de la obra. A continuación, Armando obsequió y firmó a los presentes “Diario de Adrenalina”. Esta presentación y la colección de cuentos Quimera forma parte del programa cultural del Circo Quimera, con el que se pretende mostrar la estrecha vinculación de las distintas artes con el circo. Su director, Raúl Alegría, presenció con admiración la labor realizada por su padre, al que reconoció la responsabilidad de su pasión por la magia y el espectáculo, suscitada a través de los cuentos que por la noche les contaba a su hermana y a él a la luz de la lámpara de la mesilla.


Texto y foto: FRANCISCO MARTÍN MEDRANO 

Recordando a Seve


El gran e inolvidable campeón cántabro de golf Seve Ballesteros ya tiene su escultura en Pedreña. He aquí la foto, que realicé en el acto de inauguración. Obra de Salvador García, está ubicada a metros de donde residía y del campo en el que se inició como deportista.

Eternas gracias América, alumnos y Nacho, por el detalle y la sorpresa


Ayer recibí una gran sorpresa bajo la carpa del Circo Quimera. En el transcurso de la función América Blanco, profesora del prestigioso colegio Pleasantville High School (Nueva York, EE. UU.), me entregó desde la pista una placa en nombre de sus alumnos de español en la ciudad de los rascacielos por mis entrevistas y textos en esta web, que utilizan como formación complementaria para perfeccionar su castellano. Eternas gracias a América & alumnos (y a éstos, enhorabuena por sus excelentes notas). Y, por supuesto, al esposo de América, mi querido amigo Nacho Blanco, que disfruta junto a ella de su Santander del alma antes de regresar a NY. En la foto adjunta, realizada por Alberto Bielsa al concluír el espectáculo, estoy junto a América mostrando la placa. ¡Inolvidable detalle, inolvidable día! 

Javier Sáinz Moreno en Piquío, el Centro Botín y el Circo Quimera


El escritor y editor Javier Sáinz Moreno ha pasado unos días en Santander junto a su esposa Silvia (ambos, en la foto). El motivo ha sido doble: conocer el Circo Quimera y reencontrarse con el Santander de su infancia. Disfrutó en la función del Circo Quimera y felicitó elogiosamente a su director por la calidad de su espectáculo. Además tuvo ocasión de departir con directores, artistas y otras personalidades que se acercan estos días a conocer el circo de la feria de Santander. Visitó el Centro Botín y se asombró en sus terrazas, desde las que evocó el Santander de su infancia, al que acudía para veranear con su familia a finales de los cincuenta y comienzos de los sesenta. Uno de sus rincones favoritos son los jardines de Piquío, pues solía hospedarse en el cercano hotel Colina de la plaza de las Brisas. Con emoción reconoció el viejo mosaico de la frutería Mary, en la que su madre hacía las compras. En un día lluvioso visitó cabo Mayor, donde de niño presenció una galerna. En Piquío nos aconsejó cerrar los ojos y escuchar: “Aquí es raro no oír el ruido de las palas. Para mí son los jardines más bonitos, pues se une su belleza a mis recuerdos”. Y trajo a la memoria al poeta Pedro Salinas, para el que sugiere se dedique alguno de los bancos de la península de la Magdalena por ser el inspirador de la UIMP. Javier es un ferviente embajador de las excelencias de nuestra ciudad.


Texto y foto: FRANCISCO MARTÍN MEDRANO